Calvicie

Calvicie

Calvicie

CAÍDA DEL CABELLO Y SEBORREA

 La dermatitis seborreica es una enfermedad dermatológica común, crónica, muy frecuente y no contagiosa que consiste en la aparición de inflamación con descamación en zonas de piel donde habitualmente existen muchas glándulas sebáceas encargadas de producir la grasa de la piel. Debido a ello, su localización más habitual es en cuero cabelludo, a los lados de la nariz, en las cejas, detrás de las orejas y en el área central del tórax y pliegues del cuerpo.

En los adultos es más frecuente en hombres que en mujeres, sobretodo en la pubertad y la franja entre los 30-50 años. También es muy frecuente en los recién nacidos y niños de pocos meses de edad dando lugar a la llamada “costra láctea” que suele desaparecer al año de vida.

Las causas más importantes son el factor hereditario familiar, el estrés, la anemia y las disfunciones hormonales.

¿Cuáles son los Síntomas de la Dermatitis Seborreica?

A nivel capilar, los síntomas más frecuentes son: prurito (picores), descamación (en forma de escamas o caspa), eritema (rojeces), seborrea (piel grasa), inflamación (con más o menos dolor).

¿La Dermatitis Seborreica Produce Alopecia?

Estos síntomas son muy variables entre pacientes, se suelen agravar en invierno y en caso de que no se traten puede conducir a la caída de pelo ya que el cuero cabelludo no presenta el equilibrio hidro-lipídico necesario para que el ciclo vital del pelo se realice correctamente, dando lugar con el transcurso del tiempo a cuadros de alopecia más o menos severos.

Dado el carácter recidivante y crónico de la dermatitis seborreica no deben prolongarse el uso de tratamientos agresivos o potencialmente tóxicos